sábado, 3 de noviembre de 2012

Finales y comienzos

Cerré mi blog porque arrastraba demasiado lastre, estaba demasiado contaminado. He ido posponiendo el momento de volver a abrirlo, y al final ha pasado más de un año y medio. Será que tampoco tengo mucho que decir. Hoy, tirada en el sofá, hurgando una vez más en el baúl de los recuerdos, he decidido que quería volver a abrirlo. En el momento en el que te pide que escribas el título del blog he estado pensando diferentes nombres, algo con lo que yo pudiera identificarme, que fuera algo representativo. Pero había una vocecita en mí cabeza diciéndome: "tú lo que quieres es el nombre del blog que tenías antes, porque era TÚ blog, no importa qué es lo que haya cambiado o que haya acabado, ese es el nombre que escogiste en su momento y el que quieres retomar ahora". Y aquí está. El mismo nombre, diferente contenido. Al fin y al cabo, el fin de una página nos lleva al inicio de otra, ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada